Experiencias

Miedo escénico en quirófano

Por 28 septiembre, 2018 febrero 20th, 2019 10 Comments

Por todos es sabido que una de las cosas que más afecta a los pacientes en su paso por quirófano es el miedo a lo desconocido, que conduce a que experimenten un estado de nerviosismo, ansiedad e inseguridad que va a afectar a su recuperación. Estado producido por miedos relacionados con la propia intervención, etapa de rehabilitación, la vuelta a casa, etc.…y en general el desconocimiento de todo el proceso.

Pues bien, en el post de hoy quiero hablaros de otro miedo, un miedo que no sufren los pacientes, sino los profesionales que desempeñan su labor en quirófano y que comúnmente denominamos y conocemos como “Miedo Escénico”, el cual he podido experimentar en primera persona. Miedo que podemos comparar al que experimentan los músicos o ponentes cuando les toca actuar por primera vez delante de su público y que sigue estando presente a lo largo de su carrera y reaparece en función de varios factores y/o situaciones.

Y alguien, podría decirme que una enfermera nada tiene que ver con un músico o ponente, pero vamos a ir por partes y a definir exactamente qué es el miedo escénico. De todas las definiciones consultadas, la que más me gusta es la que plantearon Legeron y Andre (1997)  “Respuesta psicofísica del organismo que surge como consecuencia de pensamientos anticipatorios negativos sobre la capacidad de uno para resolver la evaluación y/o mirada de los demás”. Porque el miedo a los demás es el más extendido. (1)

Miedo que experimentas la primera vez que entras en un quirófano, y ves como todas las miradas caen sobre ti, porque eres “la nueva” y la que hay que controlar para que no toque nada que no debe. Aún recuerdo cuando cómo alumna hice mi rotación por quirófano y me dijeron. “A todo lo verde ni acercarte, ni tocarlo”.

Después cómo profesional, volví a experimentar de nuevo esa sensación, esa ansiedad que te bloquea, provocada por el miedo a equivocarme, a no estar a la altura de una enfermera de quirófano, a demostrar torpeza…y en definitiva a sentirme observada y evaluada por el resto del equipo, tras mi incorporación a quirófano. Porque en un quirófano se trabaja en equipo y cada uno cumple una función necesaria para que la intervención quirúrgica se desarrolle con normalidad y seguridad, lo que provoca aún más ansiedad, junto con el desconocimiento de una unidad nueva.

El miedo escénico va a provocar muchas manifestaciones psicofísicas y también cambios conductuales, que harán que quieras evitar situaciones incómodas que no te hacen sentir bien como por Ej. evitar entrar en una cirugía determinada o trabajar en el quirófano de una especialidad concreta.

Y siguiendo con la similitud del músico o ponente, todo esto es lo que la enfermera de quirófano experimenta cuando le toca “actuar” en una cirugía compleja y/o nueva para ella. Nerviosismo y estudio el día anterior, repaso el mismo día y por fin afrontamiento de la cirugía. En ese momento, tienes una necesidad imperiosa de ir al baño, tu corazón late tan rápido que sientes que se va a salir del pecho, cada vez sientes más calor y cuando empieza la intervención te bloqueas y todo lo estudiado y que te sabías a la perfección empieza a olvidarse. Ese es el momento de “tierra trágame y querer salir corriendo”. ¿Alguna vez lo has experimentado?

El entorno de quirófano y las situaciones de estrés que se viven en él, pueden potenciar que el miedo escénico aumente, sobre todo entre las enfermeras que se incorporan al quirófano por primera vez; la necesidad de saber actuar de forma rápida y adecuada exigida en estas situaciones, el formar parte de un equipo que trabaja en cadena y de nuevo el sentirse observada por el resto del equipo ante una situación que requiere la habilidad, control y respuesta adecuada.

Conscientes de lo que supone el miedo escénico, un equipo de investigadores de la Universidad Complutense de Madrid ha desarrollado una simulación interactiva mediante un videojuego, destinada a ayudar a los alumnos de medicina y enfermería antes de su paso por quirófano. Puedes ver la información aquí

Del mismo modo, desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra, trabajan en el proyecto Arsim2care, utilizando la realidad aumentada con las gafas Hololen, como método para la instrumentación quirúrgica, por parte de los alumnos/as del grado de enfermería. Puedes ver mas información sobre el proyecto aquí

La simulación clínica se plantea no sólo como una metodología para el entrenamiento de habilidades técnicas, sino como elemento para el entrenamiento de habilidades de comunicación, habilidades cognitivas en situaciones de estrés, trabajo en equipo…tan necesario en un entorno como es quirófano.

RECOMENDACIONES PARA MANEJAR EL MIEDO ESCÉNICO EN QUIRÓFANO.

Las recomendaciones que te propongo, surgen de mi propia experiencia, espero que te ayuden.

  • Formación, formación y más formación. La única forma de favorecer el proceso de aprendizaje y dominar los cuidados enfermeros en la unidad de quirófano, es a través de la formación. Mantén una actitud de aprendizaje continuo, donde siempre esté presente el conocer y razonar el porqué de las cosas. Las cosas que se aprenden de memoria se olvidan pronto.
  • Pide ayuda al resto de compañeros/as, aprende de sus experiencias y consejos.
  • Humildad y honestidad ante cosas que desconoces.
  • Confía en ti mismo/a, la primera vez que realizamos algo no será perfecta, pero hay que empezar y de los errores se aprende.
  • Al final de la jornada de trabajo, realiza una autocrítica constructiva; de tal manera que seas capaz de reconocer aquellas cosas que puedas mejorar. No seas demasiado exigente contigo mismo/a y se capaz de gestionar los errores como forma de aprendizaje y avance y no como una derrota.
  • Aprende y pon en funcionamiento herramientas que te ayuden a manejar las situaciones de más ansiedad y/o estrés.
  • El trabajo en equipo es fundamental en un quirófano, cada miembro del mismo desarrolla una función indispensable y la colaboración entre todos/as es una premisa básica.
  • Actitud abierta a cambios y mejoras, eso hará que tu adaptación sea mejor.

Deseo que te haya gustado este post y espero tus aportaciones para seguir creciendo.
Y a tener siempre presente

“Cuidar como nos gustaría que nos cuidaran y si es con una sonrisa mejor”.

 

Agirre Maiora, A, Mendiguren Galdospin, T, Iturregui Mardaras, L. La superación del miedo escénico en el aula de locución informativa. Opción [Internet]. 2015;31(5):15-32. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=31045570002

Únete a los comentarios 10 Comments

  • Noelia dice:

    Genial tu artículo Charo, todos hemos sentido ese «miedo escénico» no una, ni dos veces, sino unas cuantas más, de ahí la importancia de una buena formación para hacernos sentir más seguras en nuestro trabajo y… sobre todo esa humildad que nos va hacer ser mejores enfermeras…

  • Inma Alonso dice:

    Ese miedo escénico lo recuerdo no solo al entrar por primera vez a quirófano, sino de mi primer día como profesional. De un día para otro pasas de alumna a enfermera y todos los pacientes son tu responsabilidad. Yo recuerdo un vértigo inmenso. Y cada vez que he cambiado de servicio vuelve a suceder. La formación y experiencia de l pasó del tiempo te dan seguridad y control y el solito desaparece. Buen comienzo y suerte en tu andadura!

    • Charo Merino dice:

      Tod@s vivimos a lo largo de nuestra andadura como profesional, el tener que trabajar en diferentes unidades y el tener que incorporarnos a nuevas formas y contextos de trabajo; experimentando lo que muy bien describes Inma. Se necesitan planes de acogida y formación al personal de nueva incorporación que faciliten este proceso y garanticen la seguridad de los pacientes a los que cuidamos.
      Muchas gracias.

  • Amelia dice:

    Yo tambien recuerdo perfectamente el grito de mi tutora en mis practicas de enfermeria. «A lo verde, ni acercarse», q estres, q ansiedad, q panico, q miedo y encima sabes q al dia siguiente tienes q volver.
    Esta claro q la experiencia es un grado y por supuesto q un buen plan de acogida y una formacion especifica a los profesionales de nueva incorporacion seria la clave para evitar ese miedo escenico q tod@s hemos experimentado alguna vez.
    Enhorabuena Charo.

  • Hola Charo, bienhallada en el mundo de los blogs donde enriquecerás tus ya importantes aportaciones en otros canales. Será un placer seguirte.

  • Rocio dice:

    Recuerdo mi primer día en quirófano, en las prácticas, la boca no podia ni despegarla y querer salir corriendo era poco, un miedo enorme a hacer algo mal, pero gracias a Noelia y a ti tengo un recuerdo maravilloso de esas prácticas de todo lo que aprendí y me encantaría poder volver a ponerme el pijama verde y entrar en quirófano, enhorabuena por el blog, me encanta.

    • Charo Merino dice:

      Rocio¡¡¡ Como me alegra que guardes ese recuerdo y sobretodo que hayamos podido contribuir a que no veas el Quirófano como un ámbito inaccesible. Ojalá que se cumpla tu deseo. Muchísimas gracias por tu comentario.Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.