Enfermera QuirófanoNoticias

Tráfico en Quirófano. «¡Esa Puertaaa¡»

Por 14 junio, 2019 octubre 11th, 2019 2 Comments

Las Infecciones de Sitio Quirúrgico las podemos definir como aquellas infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, que se producen posterior a una intervención quirúrgica en la zona intervenida y que afectan a piel, tejidos, órganos y el material protésico que haya sido implantado. (1) Ocurren durante los 30 primeros días o hasta 1 año, si se ha dejado un implante.

El Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España (EPINE) durante el año 2018, pone de manifiesto que la prevalencia total de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria es del 7.15%, de las cuales un 27.15% es atribuible a Infecciones de Sitio Quirúrgico. (2)

Existen diferentes factores que pueden influir en las Infecciones de Sitio Quirúrgico, entre los que se encuentran: factores de riesgo endógenos (edad, desnutrición, obesidad, diabetes, inmunosupresores, ASA III, IV y V) factores de riesgo exógenos (ducha preoperatoria, eliminación del vello, lavado de manos, solución empleada para la limpieza de la piel del campo quirúrgico, suturas, drenajes, profilaxis antibiótica, protectores de la herida quirúrgica, temperatura corporal, glucemia, fluidoterapia, técnica quirúrgica, tiempo quirúrgico y reintervención) y otros factores ( medio ambiente y circuitos de quirófano). (3)

En el post de hoy quiero centrarme en esos otros factores, que a pesar de ser menos estudiados, cobran una gran importancia en la posibilidad de desarrollar una infección de sitio quirúrgico y donde los profesionales que trabajamos en quirófano podemos contribuir de forma positiva. Y concretamente, en los factores relacionados con la circulación, actividades, número de personas en las áreas quirúrgicas y el mantenimiento de las puertas cerradas durante las intervenciones.

La infección del sitio quirúrgico por partículas en el aire es responsable del 30% de los casos, debido al depósito de las mismas en la herida quirúrgica pudiendo transportar microorganismos y en el 70% de los casos, las infecciones son atribuibles al material quirúrgico y las manos de los profesionales sanitarios. (4)

Como enfermeras de quirófano, debemos tomar conciencia de la importancia que tiene el mantener una correcta climatización, presión positiva y calidad del aire en el quirófano durante el desarrollo de una intervención quirúrgica, siendo algo a tener muy presente en nuestro día a día.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía publica en Mayo de 2018 las recomendaciones para mejorar la Bioseguridad en el ámbito quirúrgico, con acciones destinadas a mejorar la calidad del aire y la ventilación, así como normas de disciplina quirúrgica durante el tiempo intraoperatorio. Con una genial infografía que resume su contenido y que si queréis descargar de forma completa, podéis hacerlo desde aquí.

El número de partículas en el aire aumenta con el número de personas en quirófano, con sus movimientos y el número de veces que se abren las puertas, al verse afectada la circulación del aire y la pérdida de presión positiva. Este hecho puede provocar que la herida quirúrgica se contamine. (5)

La contaminación de la herida quirúrgica, que puede dar lugar a una infección del sitio quirúrgico, se origina al interrumpirse el flujo de aire previsto en el quirófano. Cuando entramos y salimos de quirófano, nos movemos o aumentamos el tráfico de forma innecesaria, se interrumpe el flujo de aire sobre el campo quirúrgico, provocando que no se eliminen de forma adecuada los posibles microorganismos bacterianos.(6) Por tanto, el tráfico de personas y la apertura de puertas se convierten en determinantes para la contaminación del aire.

Se considera que el número máximo de personas debe ser 5 ó 6, cifra con la que se garantiza que el recuento de bacterias en el aire no excede de 10 ufc/m³. (7) Os animo a que la próxima vez contéis el número de personas en quirófano.

Según el estudio publicado por Andersson y cols. el 7% de las aperturas de puertas estaban relacionadas con eventos inesperados durante  la intervención quirúrgica, un 26% con necesidad de material y el 27% con la entrada de personas que no desempeñaban ninguna función en la intervención quirúrgica en desarrollo. (5) Del mismo modo, el estudio llevado a cabo por Lynch y cols. pone de manifiesto que las razones para la apertura de puertas estaban relacionadas con problemas de información (preguntar por la intervención, trámites de papeleo), profesionales sanitarios que entran o salen para un descanso problemas de suministro de material necesario para el adecuado desarrollo de la intervención quirúrgica. (8) Con respecto al número de veces que se abren las puertas del quirófano en una hora, oscila entre 37 y 56 veces a la hora, número que podría llegar a ser 200 en el caso de cirugías que duren más de cinco horas, como por ejemplo las cirugías de columna vertebral. (9)

Del mismo modo que antes os animaba a contar el número de personas en quirófano, ahora lo hago para que nos preguntemos: ¿entramos y salimos del quirófano lo estrictamente necesario?, ¿tenemos preparado todo lo necesario para una intervención antes de su comienzo?, ¿salimos del quirófano para conversar con compañer@s?, ¿permanecemos dentro de quirófano evitando los movimientos innecesarios?, ¿controlamos el número de personas que hay en el quirófano?.

Tomar conciencia de que el tráfico excesivo en quirófano (mayor número de personas, mayor número de apertura de puertas)  puede conducir a provocar infecciones del sitio quirúrgico, es la única forma de que interiorizamos medidas para reducirlo en nuestra práctica diaria. Garantizando con ello la seguridad del paciente y evitando complicaciones derivadas de la cirugía.

A continuación os propongo algunas medidas.

Trafico en quirofano

Espero que te haya gustado el post  y espero tus aportaciones para seguir creciendo.

Y a tener siempre presente

«Cuidar como nos gustaría que nos cuidaran

y si es con una sonrisa mejor».

 

Bibliografía.

 

Únete a los comentarios 2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.